Soy mujer, tengo 25 años y nunca he tenido un orgasmo - BLOG

Soy mujer, tengo 25 años y nunca he tenido un orgasmo - BLOG

SEXUALIDAD - "Tal vez deberías tratar de estimular tu clítoris más rápido aplicando más presión. ¿Alguna vez has usado un vibrador? "Este es el consejo que mi amigo de la universidad me dio el día después de un alto, en un almuerzo muy gordo.

Si hubiera abierto el cajón de mi mesita de noche lleno de juguetes sexuales, habría sabido que otro vibrador no era la solución.

Nos sentamos en el patio, que no era la mejor opción dado el calor de este domingo de septiembre en Chicago, colocamos garrafas de agua mientras servíamos el tequila que tomamos el día anterior, mi novia me contó el increíble orgasmo que tuvo. tenido con un extraño que conoció en un bar.Cuando hablamos de sexo o masturbación, mis amigas y yo generalmente tomamos el mismo giro: me cuentan sus grandes orgasmos, solas o en compañía, y luego me dan consejos sobre cómo hacerlo. eso. .

¿Es normal?

Mi vida sexual (solo o en pareja) ha sido satisfactoria, pero nunca he experimentado ese placer extremo, "abrumador" del que hablábamos en las revistas, nunca he llegado al orgasmo: solo, ni con mis parejas estables, ni con rollos de una noche.

Siempre estoy feliz de tener el apoyo y la guía de las personas en las que confío, pero no pude evitar dudar de mí mismo y preguntarme: "¿Estoy avergonzado? ¿Es esto normal?"

Yo era un adulto joven que nunca había tenido un orgasmo y hoy, con 25 años, eso nunca me ha pasado.

Empecé a masturbarme cuando tenía 14 años. O al menos pensé que lo haría: disfrutaba haciendo ejercicios básicos como la sujeción del cuerpo hueco y las elevaciones de piernas.

Como era nadador competitivo, tenía que hacer ejercicio al menos cinco veces a la semana. Un día después del entrenamiento, un entrenamiento de abdominales en mi habitación se puso muy caliente. Sé que algunas mujeres hacen estos ejercicios para lograr lo que se llama "coregasmo". , pero hice "entrenamiento" hasta que me cansé o me aburrí. Esta es mi meta cuando se trata de la masturbación.

A esa edad ya había escuchado antes la palabra "orgasmo", pero no sabía muy bien qué significaba ni cómo conseguirlo. La curiosidad me llevó a hacer una búsqueda en Google y me encontré con muchos resultados: "Cómo tener un orgasmo loco". ¡Qué orgasmos tiene!", "¡Cómo llegar al orgasmo más rápido!", "Siete técnicas infalibles para llevar su pie a probar con urgencia", "¡Estos vibradores te enviarán al cielo nublado en minutos!"

Para una niña de 14 años que descubrió su cuerpo, esos titulares fueron muy emocionantes pero finalmente frustrantes. Ninguno de ellos hablaba de que las mujeres no alcanzaban el orgasmo. Todo lo contrario. Su lenguaje sexual electrizante hacía que pareciera que todas las mujeres sabían. sobre este placer.

Nada funcionó para mí. Me toqué de diferentes maneras, varié el ritmo y la presión, y usé diferentes técnicas. En la universidad probé un montón de juguetes, exploré la pornografía y finalmente me volví sexualmente activo.

Siempre disfruto masturbarme, me eleva, incluso si es diferente en casa. Me emociono y me divierto. La excitación aumenta y me acerco a lo que creo que debe sentirse como un orgasmo, pero nunca lo alcanzo.

Una vez me pregunté si no tendría uno (¿quizás en mi casa no tienen mucho entusiasmo?), pero los médicos y las amigas con las que hablé estaban todos convencidos de que si tuviera uno, lo sabría.

La impresión de haberlo probado todo.

Después de explorar la pornografía, fortalecer mi suelo pélvico, probar varias técnicas de masturbación, leer algunos libros, tener sexo en pareja, usar juguetes, probar la meditación y la atención plena, y leer la literatura y los recursos disponibles en línea, siento que he agotado todas mis posibilidades. .

Ich bin eine Frau, ich bin 25 und hatte noch nie einen Orgasmus - BLOG

La presión sobre mí para tener un orgasmo llegó a un punto crítico cuando tuve sexo con mi primer novio real. Nunca quise fingir un orgasmo. Sabía que tenía que abrirme a él sobre mis problemas para poder tener sexo sin estrés. y experimentar de una manera divertida.

Por supuesto, quería tener sexo "normal" que ambos disfrutáramos, pero necesitaba sacarme de la cabeza esta estrecha definición de "sexo normal", que estoy evitando en este momento. Cambié de opinión, pero no Realmente no pienso en lo que mi pareja podría pensar al respecto.

Nunca esperé que me hiciera correrme. Pero estaba bajo presión, sintiéndose obligado a ser el que lo hiciera posible. Traté de explicarle que si no podía hacerlo solo, él tampoco podría ayudarme y que él no debería sentirse privado Estos complejos socavaron la estabilidad de nuestra relación y rompimos rápidamente.

Me engañó por razones que siguen siendo un misterio para mí, pero deduje que quería encontrar a alguien con quien tener "relaciones normales" para llenar el vacío que le había dejado nuestra vida íntima. .Fue agotador, pero me mostró que mi problema podría poner a prueba mis relaciones románticas.

Nunca dejé de tratar de averiguar qué estaba pasando en mi cuerpo, ni durante esta relación ni después de ella, por el contrario, la forma en que terminó me hizo explorar otras opciones, sin embargo, mi incansable investigación en Internet resultó, finalmente, en hallazgos sobre anorgasmia y otras formas de disfunción sexual.

La anorgasmia se refiere a la incapacidad de alcanzar el orgasmo a pesar de la estimulación repetida. Puede tener múltiples causas, tanto físicas como psicológicas. ¿Es este mi problema?, me pregunté, ¿debo dejar de alcanzar el orgasmo, si es así? Empecé a temer que nunca lo lograría. Obtén una respuesta.

Ver a un médico entonces parecía lo mejor. Mi ginecólogo me aconsejó que me concentrara en juegos previos más lentos y profundos con mis parejas, o que intentara masturbarme metódicamente y de manera relajada. A pesar de este útil consejo, no he tenido más éxito.

Pero cada vez que menos te lo esperas, encuentras una cura milagrosa.Terminé tropezando con un libro que no me llevó al clímax, pero sí alivió mi ansiedad.

Según Lori Brotto, autora de Better Sex Through Mindfulness, casi una de cada dos mujeres estadounidenses sufre algún tipo de disfunción sexual, incluida la dificultad para alcanzar el orgasmo.La investigación de este libro me ha ayudado a comprender que no estoy sola.

Supera tus frustraciones y complejos

El trabajo de la psicóloga y sexólogo Erica Marchand también me ha ayudado a superar muchos de mis complejos, me llamó la atención un consejo en particular: "Es fácil creer que tienes que ser 'eficiente' sexualmente y tener relaciones 'perfectas' para complacer a su pareja y ser deseable, pero necesitamos estudiar y cuestionar este tipo de perfeccionismo sexual cuando lo experimentamos en casa o en otros”.

Cuando se trata de relaciones sexuales y sexualidad, hay mucha presión para ser "normal". En el futuro, quiero ser más honesto con mis parejas y conmigo mismo, lo que me da alegría. Quiero disfrutar de la masturbación y tener relaciones sexuales. con ellos sin tener que avergonzarme de una manera más satisfactoria, segura y divertida.

He dudado de mí mismo sexualmente durante años debido a la dificultad para alcanzar el orgasmo. Mi dilema no está realmente resuelto, pero me siento tranquilo, me permite saborear mis esfuerzos para experimentar este pináculo del placer. Siento que puedo deshacerme de mis miedos. acepta mi cuerpo y disfruta de mi camino hacia el placer.

Entender que mi caso no es excepcional me ha ayudado a redefinir mi sexualidad y afirmarla sin complejos, espero que todos los que enfrenten tales dificultades puedan hacer lo mismo.

Este blog, publicado en el HuffPost estadounidense, fue traducido por Laure Motet para Fast ForWord.

Ver también en The HuffPost: Con "Diamond" Bagarre arrasa con el tabú de la masturbación femenina

LEA TAMBIÉN

6 posiciones sexuales placenteras recomendadas por expertos

¿Una vida sexual más plena gracias a la realidad virtual?, esa es la idea de este londinense